El segundo hombre más rico de México usa TV para desacatar a la autoridad sanitaria

Fiel a su historia, Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca usó la pantalla de su empresa para presionar al gobierno mexicano a que levantara la cuarentena ordenada por la autoridad sanitaria con el fin de  mitigar la pandemia de COVID 19.

TV Azteca es la segunda televisora más importante en México, su dueño, Ricardo Salinas Pliego se encuentra en la segunda posición dentro de la lista de multimillonarios que publica la revista Forbes en ese país, cuenta con una fortuna de 11,700 millones de dólares y se encuentra tan solo detrás de Carlos Slim, el hombre más rico del país. 

“Como todas las noches, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell encabezó la conferencia sobre el COVID-19 en México. Pero sus cifras y sus conferencias ya se volvieron irrelevantes. Es más, se lo decimos con todas sus palabras, ya no le haga caso a Hugo López- Gatell”. El 17 de abril, así editorializó el conductor Javier Alatorre en el noticiario estelar de la televisora. Sus dichos generaron indignación en redes sociales y fueron calificados de irresponsables por sugerir a la población ignorar el llamado “Quédate en Casa”, sin importar el riesgo de propiciar mayores contagios de coronavirus.

Las críticas a lo dicho por Alatorre permanecieron todo el sábado 18 de abril en Twitter generando varias tendencias, una de las cuales, #JavierAlatorre, rebasó las 500 mil men- ciones y animaron varias peticiones de Change.org para solicitar sanciones, incluso el retiro de la concesión de TV para transmitir. A través de su cuenta de Twitter, el diputado Porfirio Muñoz Ledo, uno de los mas veteranos y con una larga trayectoría política condenó la acción calificándola como un llamado a la desobediencia civil. Recordó que La Ley General de Salud de México establece que ese tipo de conductas merecen amonestaciones, multas, clausura temporal o definitiva del establecimiento y en caso de rebeldía, 36 horas de arresto a los responsables.

El 18 de abril la organización Comuna-Oaxaca publicó una foto donde mostraba como habían clausurado las instalaciones de Azteca en esa entidad “por atentar contra la salud de los mexicanos”. En su cuenta de Twitter publicaron “Hoy clausuramos simbólicamente una empresa que lucra con l@s más pobres y está convocando a la muerte a l@s mexican@s en aras de sus múltiples negocios”.

Salinas Pliego vs López-Gatell

La embestida de TV Azteca contra el subsecretario de Salud no comenzó con la editorial de Alatorre pidiendo no hacerle caso, la pantalla ya se había usado para desacreditar las medidas sanitarias que implican cerrar comercios no esenciales y quedarse en casa. Desde el 25 de marzo el noticiario matutino “Hechos AM” que se transmite en todo México mostró a Salinas Pliego asegurando que la mayoría de los casos por COVID 19 no son mortales, que “la vida debe continuar”, que “hoy nos han metido a todos el miedo a morir por el virus” pero que “solo en algunos pocos casos” es mortal, por lo que era un error encerrarse y causaría más daño a la salud, según él, detener la actividad económica.

Ese discurso lo pronunció el magnate mexicano en una reunión con sus colaboradores de más alto nivel, les dijo “este virus existe sin duda pero no es de alta letalidad… debemos olvidarnos… que virus es igual a muerte, no es cierto” y remató “paralizar toda la actividad económica significa hambre… dentro de poco tiempo se desatará la delincuencia… porque la alternativa del aislamiento es la rapiña y el caos, la violencia social… nuestra estrategia de trabajo sí es sostenible, no como el aislamiento que nos conduce al desastre”.

En la nota se afirmó que “Grupo Salinas” y “todas sus empresas” seguirían dando servicios a pesar de las medidas “impuestas” por la presencia del coronavirus. (Grupo Salinas, además de las televisoras adn40 y TV Azteca, provee de servicios de telecomunicaciones, ciberseguridad y televisión por cable a través de Totalplay y renta pantallas de señalización digital, además cuenta con tiendas de electrodomésticos como Elektra, Seguros y Banco Azteca con presencia en todo el país donde se atiende a los sectores pobres y populares, entre otras empresas). 

Para el 7 de abril, el segundo hombre más rico de México según la revista Forbes, contradecía nuevamente en su cuenta de Twitter al gobierno mexicano. Salinas Pliego escribió “El aislamiento general NO es útil para contener la epidemia”.

Sus empresas seguían abiertas, ignorando el acuerdo gubernamental publicado el 31 de marzo e hizo que sus más de 70 mil empleados continuarán asistiendo a laborar. De acuerdo con la revista Proceso, que es el semanario político más importante del país, habrían sido presionados directivos para evitar filtraciones sobre la preocupación de trabajadores por contagios de COVID 19 en Grupo Salinas.

La presión contra el gobierno coincide con litigios vigentes por adeudos y créditos fiscales al Estado mexicano por parte de Grupo Elektra, por más de 1,352 millones de dólares, según el periódico mexicano Reforma; con una demanda por daño moral que presentó Salinas Pliego y Banco Azteca en contra de la revista Proceso como respuesta a un reportaje sobre el presunto fraude entre Pemex (la empresa de petróleo propiedad del gobierno mexicano), Fertinal (la empresa de fertilizantes del gobierno) y Banco Azteca; así como con la publicación el 23 de abril, del decreto presidencial con el que se disminuye a toda la industria de la radiodifusión, el impuesto “en especie” para transmitir mensajes gratuitos del Estado.

“Creo que se equivocó mi amigo Alatorre”

El 18 de abril, un día después del revuelo que causó la editorial que hizo en televisión nacional el presentador de noticias Alatorre, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador difundió un inusual mensaje sabatino para responder al desafío de TV Azteca. Dijo “Creo que se equivocó mi amigo Javier Alatorre… que llamó a no hacerle caso al Dr. Hugo López- Gatell”. El presidente se mostró comprensivo y justificó lo dicho “creo que fue una actitud no bien pensada, porque Javier es una persona buena, creo que cometió un error, como cometemos errores todos. Y además hizo uso de su libertad, cada quien puede expresarse, manifestarse. No debe de haber de ninguna manera linchamiento político por alguien que no comparta nuestro punto de vista”. El presidente mexicano agregó que en su opinión, Alatorre “Inclusive puede decir algo en estos tiempos difíciles que afecte a la colectividad… que pueda ser hasta dañino para los seres humanos… tiene el derecho a expresarse, a manifestarse ¡Qué viva la libertad! Prohibido prohibir”. El presidente subrayó de todas formas que “no está bien llamar a no hacerle caso al doctor Hugo López-Gatell, él es una autoridad”.

Ese mismo día la Secretaría de Gobernación emitió un “apercibimiento” a la televisora para que manifestara públicamente su respeto a las disposiciones sanitarias, recordándole que el artículo 4° de la Constitución mexicana “establece que toda persona tiene derecho a la protección de la salud” y que el artículo 6° “garantiza que la manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, a menos que perturbe el orden público”, por lo que hacían del conocimiento del dueño de la televisora que se podría iniciar el procedimiento administrativo para sancionarles.

Después del apercibimiento por parte del gobierno mexicano, el presentador de noticias Javier Alatorre publicó en su cuenta de Twitter ese sábado

“Reconozco al presidente Andrés Manuel @lopezobrador_ por su defensa permanente de la democracia y la libertad. Él mejor que nadie comprende el esfuerzo que las familias mexicanas hacen todos los días por salir adelante. No podemos permitir que el miedo esté por encima de México”

Ni una sola palabra sobre el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell y la pertinencia de la frase slogan que repite todas las noches, en su conferencia televisada: “Quédate en Casa”.

El lunes 20 de abril, López Gatell publicó en su muro de Facebook, una fotografía donde aparecía junto al conductor de TV Azteca. Escribió: “Platiqué con Javier Alatorre sobre la extensión de la Jornada Nacional de Sana Distancia como medida principal para evitar contagios de #COVID19. Nos vemos esta noche en Hechos”. En ese noticiario estelar, antes de presentar la entrevista grabada con el subsecretario de salud, Alatorre justificó al aire, en vivo, sus dichos polémicos y comentó que se había referido en la emisión anterior a “las cifras, a los datos y a las incontingencias (sic) y no a las medidas sanitarias”. Aseguró “en ningún momento hicimos un llamado a desobedecer indicaciones específicas del Consejo de Salubridad General respecto a la política general `impuesta ́”.

Alatorre agregó que en todos los noticiarios de TV Azteca “siempre hemos sido respetuosos de las leyes y particularmente con aquellas que procuran la salud y la integridad de los mexicanos”. La realidad es que Grupo Salinas ha desacatado la medida de suspender actividades no esenciales en empresas como Elektra. En la información presentada como preámbulo de la entrevista con López-Gatell, la televisora insistió en que el encierro afecta la economía. Aludió a que “fuentes de alto nivel” habrían revelado, según el conductor, el impacto del COVID 19 en la industria y el comercio formal. “En los últimos 45 días se han perdido 520 mil empleos”, dijo Alatorre sin precisar fuente de esos datos.

En la entrevista, el conductor habló de “inconsistencias” entre los datos que se presentaban a nivel federal y los de autoridades estatales. El subsecretario de salud aclaró que quien reporta la información de los casos y defunciones por COVID 19 en los estados en México son las autoridades locales y que “a veces eso tiene desfases por cuestiones técnicas o por rebase de capacidades en los estados”. “¿Nadie está mintiendo?” preguntó Alatorre. “No, es un desfase de tiempo. Vamos a suponer que hay un estado que tenga 10 casos nuevos, pero no los notifica en tiempo real: el estado los conoce, pero puede pasar un tiempo en que la Federación no los conozca… si eso pasa puede haber un desfase de uno, dos, tres o más días en que se conozcan en nivel federal”, contestó López-Gatell.

Alatorre cerró la entrevista pidiendo al funcionario alguna fecha para que las empresas consideradas no esenciales (como las de Salinas Pliego) pudieran abrir con normalidad. El epidemiólogo dijo “estamos muy consientes que causa incomodidad y dejamos muy en claro que como gobierno estamos muy conscientes de los agentes económicos… se trata de encontrar el balance más adecuado que ayude a que no se dañe importantemente la economía y la vida social pero que en ningún momento pongamos en riesgo la vida de las personas por una propagación acelerada”.

Amenazas y comandos armados de TV Azteca

No es la primera vez que TV Azteca transmite un llamado a la población para desconocer a las autoridades. En 1999, por seis horas ininterrumpidas esa pantalla se usó para promover la renuncia del entonces jefe de Gobierno (del Distrito Federal, hoy Ciudad de México) Cuauhtémoc Cárdenas, luego del asesinato del famoso cómico Paco Stanley en un restaurante de tacos. Al respecto Salinas Pliego difundió un mensaje por televisión en red nacional en donde personalmente afirmó “Hoy le tocó a Paco, mañana le puede tocar a usted o a mí o a cualquiera. La impunidad nos aplasta y ¿dónde está la autoridad? pregunto yo, preguntamos todos. ¿Dónde está la autoridad? ¿para qué pagamos impuestos? ¿para qué tenemos elecciones? ¿para qué tenemos tres poderes? ¿para qué tanto gobierno cuando no hay autoridad?”

En diciembre de 2002 tomaron las instalaciones de la televisora CNI canal 40. Los trabajadores de ese canal denunciaron que TV Azteca había mandado a un “comando armado” de encapuchados para tomar su antena y convertirla de un día para otro en lo que llamaron “Azteca 40”. El pretexto para la toma en el cerro del Chiquihuite (donde estaba la antena de TV) fue que había un adeudo millonario por parte de CNI a Salinas Pliego. Incluso el analista Sergio Sarmiento -quien trabaja en TV Azteca-, en una entrevista que me concedió para la revista Zócalo (publicada en febrero del 2003) reconoció que él “habría hecho lo mismo que Salinas Pliego menos tomar el (canal) 40”, aunque justificó la conducta diciendo que Salinas Pliego “es muy rico” y que si no hubiera reaccionado como lo hizo “no tendría el dinero que tiene”.

Además, en 2012, TV Azteca se negó a transmitir el debate presidencial y retó al entonces Instituto Federal Electoral programando un partido de liguilla de su equipo de futbol Monarcas Morelia a la misma hora del debate. El empresario escribió en su cuenta de Twitter “Si quieren debate, véanlo por Televisa (la televisora más importante en México), si no, vean el fútbol por Azteca. Yo les paso los ratings al día siguiente”. En 2018, por ley, la televisora tenía que difundir los debates presidenciales, tampoco lo hizo en su señal de mayor audiencia.

A finales de los años 90 Raúl Sánchez Carrillo, conductor del noticiario “Hechos fin de semana” de TV Azteca renunció a la televisora iniciado el sexenio del presidente Vicente Fox, en 2001 nos concedió un entrevista que Zócalo publicó en agosto de 2003. Nos dijo “Estando yo en Azteca lo más caro que se paga se llama factura contra la credibilidad, eso, las campañas contra el gobierno del Distrito Federal, gobernadores, por cualquier situación económica de intereses, de negocios de cualquier otro tipo, son lo que ha dado al traste con la credibilidad”. Al ser cuestionado sobre si esas campañas surgían de los periodistas de Azteca, con su dedo dijo que no. Insistimos “¿Son ordenadas por Salinas Pliego?”. Respondió tajante: “Así es… supongamos que la señorita es la directora de noticias y usted es el conductor titular, los llamo a mi oficina y les digo `quiero que le pongan una zarandeada al secretario o funcionario X por que es una rata… ¿oiga y por qué dice usted esto? ¿usted va a ser la fuente?… `Yo no sé cómo le hagan, búsquenle, rásquenle… ́”. El juego está en magnificar insistió Sánchez Carrillo y cuando no aceptaba algún conductor “Se mandaba reporteros a hacer las investigaciones al vapor”. 


En la foto: Ricardo Salinas Pliego (fuente: Grupo Salinas)

Primavera Téllez Girón García es periodista y profesora en la Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco

@Primaveratgg

Este texto fue publicado originalmente en México en la Revista Zócalo del mes de Mayo de 2020.